NUTRICIÓN FELINA BÁSICA

La filosofía para el desarrollo de esta dieta es que los gatos los gatos son carnívoros obligados que deben comer carne cruda al igual que sus ancestros

ENRIQUECIMIENTO AMBIENTAL FELINO

El nivel de confort del gato en su ambiente se encuentra intrínsecamente ligado a su salud física, bienestar emocional y a su comportamiento.

Para sentirse bien un gato debe, no solo cubrir sus necesidades básicas, como el alimento o el agua, sino también poder expresar sus tendencias naturales. Para un gato es muy importante explorar, marcar su territorio y satisfacer sus instintos de caza.

Los objetivos del enriquecimiento ambiental felino, se basan en permitir la expresión de estos comportamientos de la manera más natural posible, garantizando que el gato se sienta seguro y protegido sin que coarte nuestro modo de vida.

Las necesidades ambientales de un gato incluyen lo relativo no sólo al medio físico del gato (interior o exterior), sino también a lo que afecta a la interacción social, incluyendo las respuestas al contacto humano.

Los gatos no suelen expresar signos evidentes de estrés y ansiedad. Los estudios han sugerido que incluso los gatos más sufridos pueden tener niveles elevados de catecolaminas y otras hormonas del estrés. A menudo estas señales evidentes consisten en conductas negativas que se etiquetan como malas, inadecuadas o agresivas.

EL ENRIQUECIMIENTO AMBIENTAL ES LA PRINCIPAL ESTRATEGIA PARA PREVENIR PROBLEMAS DE ESTRÉS Y MEJORAR EL BIENESTAR DE NUESTRO GATO, ASÍ COMO NUESTRA CONVIVENCIA CON ÉL.

1.- Lugares elevados: Los gatos tienen tendencia natural a trepar y a descansar en superficies elevadas, por lo que debemos proporcionar a nuestro felino la posibilidad de estar en zonas elevadas, que permita un mejor control del territorio aumentando su sensación de seguridad.

Teniendo la opción de retirarse a un lugar seguro, el gato será capaz de ejercer algo de control sobre su ambiente, lo cual encuentra satisfactorio.

2.- Lugares donde esconderse: Los gatos a menudo descansan en lugares oscuros y ocultos, es una tendencia natural que proporciona un lugar seguro donde descansar y refugiarse de peligros. Que el gato posea un lugar donde escapar de posibles peligros elimina el estrés que supone para el animal no poder escapar de una situación desagradable o potencialmente peligrosa. Los gatos intentan evitar los enfrentamientos lo máximo posible para evitar daños físicos.

3.- Bandeja de arena: La mayoría de los gatos usan la bandeja de arena de forma espontánea. Cada gato elige de forma natural un determinado sustrato para hacer sus necesidades, por lo que debemos saber qué sustrato le agrada a nuestro gato si no queremos micciones o defecaciones inadecuadas fuera de la bandeja.

Se recomienda tener un número de bandejas igual al número de gatos + una bandeja adicional.

Siempre que tengamos un nuevo gato en casa debemos averiguar qué sustrato le atrae, para ello usaremos bandejas grandes, sin tapa y con un mínimo de 2 cm de profundidad de sustrato.

El arenero siempre debe estar ubicado lejos de los platos de comida y agua, y alejado de zonas que tengan un alto ruido ambiental, como por ejemplo, colocarla cerca de la lavador/secadora.

Es importantísimo mantener nuestra bandeja siempre limpia para que el gato no la rechace.

4.- Rascado: Los gatos rascan objetos por 4 motivos:

A.- Marcar con feromonas los objetos

B.- Dejar marcas visuales

C.- Limar sus uñas

D.- Estirar y tonificar la musculatura.

Los gatos suelen marcar objetos verticales totalmente estables, y generalmente marcan objetos cercanos a sus zonas de descanso. El marcaje por estrés suele aparecer en zonas muy visibles ya que el gato quiere destacar el mensaje.

Los gatos deben disponer de un rascador estable, que normalmente debemos localizar en el centro del territorio, o cerca de la zona de rascado habitual.

 

5.- Juego y depredación: A través del juego los gatitos se desarrollan y mejoran su coordinación motora, además aprenden a relacionarse con otros gatos. La motivación por jugar se mantiene en mayor o menor medida durante toda la vida del gato.

Los gatos deben tener la oportunidad de participar en juegos que imiten los hábitos predatorios y alimentarios. Esto puede conseguirse proporcionándoles juguetes, oportunidades de interactuar con el dueño u otros animales compatibles, dispositivos de alimentación y prácticas que hagan que el gato tenga que buscar activamente su comida. En los gatos que tienen oportunidad de cazar, esta actividad ocupa una buena parte de su tiempo, requiriendo una considerable actividad física y concentración mental. La inhibición de este tipo de comportamiento o la falta de oportunidades para desarrollarlo puede provocar obesidad, aburrimiento y frustración, que pueden manifestarse como exceso de acicalamiento, enfermedades asociadas al estrés o conducta agresiva.

Para prevenir el aburrimiento no deje todos los juguetes a su alcance ni le ofrezca siempre los mismos, rótelos, ya que el gato se cansa pronto de lo previsible.  Nunca use sus manos o pies en los juegos, evitará lesiones.

Se recomienda usar juguetes que no dependan del propietario para activar el interés del gato, y así pueda jugar solo sin necesidad de la presencia del dueño, ya que esto puede llegar a producir frustración al animal.

Siempre que juegue con sus gatos permita que el gato atrape el juguete de vez en cuando, ya que si no lo atrapa nunca puede llegar a frustrarse.

6.- Alimentación: Las necesidades básicas nutricionales del gato deben estar completamente cubierta durante todo el día, un gato puede comer entre 9 y 16 veces al día. Se deben tener varias localizaciones por la casa con comida y agua, y es importante que el agua siempre esté separada de la comida.

Muchos especialistas piensan que la dieta que reciben hoy los gatos se aparta excesivamente de las necesidades de la especia, ya que los gatos de vida libre comen numerosas presas pequeñas de donde extraen sus necesidades de agua.

Los gatos por naturaleza beben muy poco asi que, es importante que los gatos consuman dieta húmeda para potenciar su consumo de agua.

Los bowls de agua deben de ser grandes para que sus bordes no rocen los bigotes del gato cuando beba, y debe estar lleno hasta el borde.Otra opción para favorecer el consumo de agua de los gatos es con las fuentes de agua. La comida y el agua deben de estar separados, en habitaciones diferentes a ser posible. Poner varios puntos de agua por la casa favorecerá el consumo de agua de tu gato y mejorará su hidratación.

7.- Interacción gato-propietario: Los gatos son animales de compañía que se benefician de la interacción social regular, amigable y predecible con los humanos.

Muchos gatos prefieren el contacto frecuente, pero de corta duración con los humanos, lo que les permite sentir que tienen el control sobre esta relación.

No fuerce la interacción con el gato. Deje que el animal elija cuándo, cómo y de qué manera se produce el contacto. Si el gato se aleja, no fuerce el contacto.

En las casas “multigato”, cada uno de los gatos debe recibir atención de forma individual, sin que intervengan los otros gatos, para prevenir tensiones.

Aunque el gato le muestre su barriga como signo de acercamiento y relajación, a muchos gatos no les gusta que le toquen el abdomen, ya que es una zona vulnerable, y pueden reaccionar de una manera agresiva a las caricias en esa zona, los gatos toleran mejor las caricias en mejillas, mentón etc…

Para poder llevar a cabo todas estas ideas en casa no hace falta gastar dinero en exceso, sea creativo y haga juguetes y espacios para su gato con materiales baratos como puede ser una simple caja de cartón, al fin y al cabo, uno se gasta dinerales en juguetes que nos gustan a nosotros, y el gato se divierte mas con una tapa de botella o una pelota de papel.

LA CLINICA AMABLE CON EL GATO

La filosofía para el desarrollo de esta dieta es que los gatos los gatos son carnívoros obligados que deben comer carne cruda al igual que sus ancestros

Cistitis idiopática felina

Hablamos de cistitis idiopática felina cuando no encontramos una causa para los síntomas urinarios de vías inferiores. Los factores predisponentes de esta enfermedad son la obesidad, no tener acceso al exterior, padecer cristaluria o alimentarse solo a base de pienso seco, lo que promueve orinas muy concentradas y pocas micciones.

Aunque la causa de esta enfermedad no está definida, se cree que pueden haber anormalidades locales en la vejiga o alteraciones neuro-hormonales.

Hay estudios que relacionan bajas concentraciones de glicosaminoglicanos en la vejiga con el desarrollo de la enfermedad. Esta sustancia forma una barrera protectora en la vejiga que previene de la adherencia de cristales, bacterias, etc… Si esta barrera está interrumpida, la orina, que es irritante, entra en contacto con el endotelio vesical y uretral produciendo una inflamación neurogénica. Esta inflamación con afectación de los nervios produce una gran sensación dolorosa. A esta estimulación dolorosa tan intensa debemos añadir la liberación de histaminas en la zona, lo que producirá que la vejiga se contraiga en exceso.

Lo que sí parece estar claro es que la cistitis idiopática felina está muy ligada al estrés en los gatos y, especialmente, a gatos que estando bajo estrés tienen una respuesta inadecuada de la glándula adrenal. Por lo tanto, uno de los puntos claves para el control de esta enfermedad es el enriquecimiento ambiental del territorio del gato afectado.

En los casos en los que se produce la obstrucción urinaria por espasmo uretral, es común palpar una vejiga grande y dolorosa, y ver una excoriación en la zona genital. El resto de la exploración suele ser normal a menos que haya una uremia muy acusada que produzca alteraciones en el estado mental del gato.

La cistitis idiopática es un diagnóstico por exclusión, lo que quiere decir que hemos descartado las demás alternativas, y establecemos el diagnóstico de enfermedad inflamatorio de origen desconocido. Para un diagnóstico definitivo de esta enfermedad deberíamos hacer una uroendoscopia, pero es una técnica poco disponible aún.

Para manejar esta enfermedad en su estado obstructivo, a veces tenemos que comenzar liberando presion de la vejiga sacando orina por cistocentesis. En estas vejigas tan grandes, siempre hay riesgo de ruptura, así que debemos hacerla con una aguja lo menor posible, y no debemos hacerlo de manera repetitiva ya que traumatizaremos la vejiga y podemos generar daños graves. Una vez reducida la presión vesical podemos procedes a la cateterización vía uretral, y poder vaciarla y limpiarla completamente.

ESTOS PROCEDIMIENTOS SE HACEN SIEMPRE BAJO SEDACIÓN

Estos casos debemos tratarlos como urgencias ya que la uremia en estos animales está muy elevada. Debido a la obstrucción se produce una hiperpotasemia en estos pacientes, por lo que debemos prestar especial atención a la función cardiaca en todo momento, especialmente cuando está sedado para el sondaje uretral.

Para cateterizar al animal debemos sedarlo para evitar posibles traumas durante el procedimiento, y además debemos mantener una buena analgesia en todo momento.

Un suave masaje en el pene del gato puede ayudar a la cateterización si la causa de la obstrucción es un tapón uretral.

No debemos olvidar que, el cateter, al fin y al cabo, es un cuerpo extraño, así que no debemos tener sondado a un gato más de 24 horas. Abusar del tiempo de sondado produce más efectos secundarios que complican el caso, que beneficios. Dejar la sonda urinaria demasiado tiempo solo producirá una reacción inflamatoria intensa.

La orina obtenida mediante la cistocentesis debe ser analizada y cultivada en busca de una posible etiología de la enfermedad o complicación secundaria.

En estos pacientes es primordial hacer mediciones seriadas de sus valores de urea, creatinina y potasio, ya que debemos corregirlos lo antes posible.

La analgesia en estos pacientes es primordial, así como minimizar el estrés durante el periodo de hospitalización-

Calculos urinarios

La filosofía para el desarrollo de esta dieta es que los gatos los gatos son carnívoros obligados que deben comer carne cruda al igual que sus ancestros

Dietas crudas (BARF)

La filosofía para el desarrollo de esta dieta es que los gatos los gatos son carnívoros obligados que deben comer carne cruda al igual que sus ancestros, además el proceso de cocinado y extrusionado puede destruir vitaminas, minerales y enzimas que contienen los alimentos de manera natural antes del proceso de fabricación del granulado. Por otro lado, los partidarios de esta dieta creen que una dieta cruda aumenta el sistema inmune de los gatos, así como su energía general y su piel y pelo.

                Acorde con las primeras publicaciones sobre esta dieta, un gato debería consumir un 75% de carcasas de pequeños mamíferos o aves que contenta carne y huesos, un 15% de vísceras y un 5% de vegetales triturados.

                En los estudios que se han hecho hasta hoy, se han encontrado que, estas dietas vehiculan una mayor cantidad de patógenos que pueden afectar a gatos y humanos y muchas de ellas tienen déficits nutricionales como deficiencias vitamínicas y alteraciones en el equilibrio calcio/fosforo.

 La gran mayoría de estas dietas comerciales no tienen estudios nutricionales que las avalen, estudios serios e independientes con un gran número de animales alimentados con estas dietas y controlados por veterinarios.

                Un aumento en el número de patógenos en la dieta podría ser una explicación para esa posible mejora en el sistema inmune ya que hay un mayor contacto con patógenos por vía digestiva y una respuesta por parte del organismo a estas amenazas.

Salmonella

                La salmonella ha sido uno de los patógenos que más preocupa y ha sido la más estudiada en cuanto a las dietas crudas. La salmonella no solo afecta a perros y gatos, sino que afecta a los seres humanos y en muchas ocasiones estas bacterias son multi resistentes, lo que dificulta su tratamiento.  Además, esta bacteria es resistente en el ambiente durante días, y no todos los desinfectantes la eliminan.

                La enfermedad en los humanos está asociada al consumo de huevos y productos cárnicos de diferentes orígenes, pero también está asociada a personas que conviven con animales asintomáticos que son portadores de la bacteria y el entorno en el que viven estos animales.

ARTICULOS RELACIONADOS

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1140397/
https://veterinaryrecord.bmj.com/content/182/2/50.abstract
https://avmajournals.avma.org/doi/full/10.2460/javma.243.11.1549

Además de la salmonella en la carne cruda se pueden encontrar diferentes tipos de bacterias patógenas como E. coli, Clostridium perfringens  etc… y parasitos, como por ejemplo Toxoplasma Gondii.

Deficiencias nutricionales

                La dieta BARF original del Dr. Billinghurst estaba basada, no en que cada toma de comida estuviera balanceada, sino en conseguir una dieta adecuada al dar a nuestro gato una gran variante de comidas. Esto en la práctica es muy complicado de controlar, especialmente si son dietas crudas preparadas en casa ya que conseguir todo lo necesario, muchas veces es complicado.

                En las dietas estudiadas, tanto en las comerciales como en las caseras, se han encontrado deficiencias o excesos tanto en minerales como en vitaminas. La consecuencia de que vitaminas y minerales estén desequilibradas en la dieta pueden ser la causa de un amplio abanico de patologías.

                Una de las patologías más comunes asociadas a las dietas BARF es la osteodistrofia y se produce por un desequilibrio en la dieta de calcio, fosforo y vitamina D. Estas alteraciones vitamínicas producen un hiperparatiroidismo secundario que genera alteraciones óseas.

Intoxicación por Lilaceas

Las flores de la familia de las liliáceas como los lirios y los Hemerocallis producen insuficiencia renal aguda por toxicidad en el gato.

Todas las partes de la planta incluyendo el polen pueden causar toxicidad por su ingesta, incluso en pequeñas cantidades. No se sabe cuál es la sustancia que lo causa, pero se sabe que es hidrosoluble. Los gatos que han ingerido estas plantas muestran signos clínicos en cuestión de horas, especialmente vómitos.

       Los valores renales como la creatinina y la urea, así como el fósforo y el potasio se elevan en cuestión de 12 horas post ingestión. A las 24 horas se puede detectar glucosa en orina, proteínas y la orina comienza a ser isostenúrica (la orina tiene la misma densidad que el plasma). El daño renal que producen estas flores es a nivel de los túbulos proximales. En estos casos de daño tubular por lilaceas, la regeneración de la membrana basal de los túbulos es posible, pero tarde unos 15 días en producirse.

La insuficiencia renal que causan es tan grave que lo normal es que se eutanasie al animal entre 3-6 días post ingesta.

       Si la ingesta es muy reciente se debe hacer un lavado gástrico, o émesis forzada junto con la administración de carbón activo, en un intento de eliminar el toxico del organismo del gato. 

       Tras la eliminación del tóxico del organismo del gato, se debe administrar fluidos durante un mínimo de 48 horas, con una solución de reemplazo, para favoreces la diuresis e intentar evitar la insuficiencia renal crónica. Si el cuadro es muy severo se debe de considerar la diálisis peritoneal. Si a las 18 horas post ingesta el progreso del paciente es bueno, lo normal es que el animal sobreviva, aunque algunos quedan con problemas renales de por vida.

Cristaluria

Hipertiroidismo felino

El hipertiroidismo felino es la endocrinopatía más frecuente en la especie felina, y una de las enfermedades más comunes en el gato geriátrico junto la insuficiencia renal.

      En el 98% de los casos el hipertiroidismo está causado por una hiperplasia funcional (un aumento del tejido que produce hormonas) de la glándula tiroides uni o bilateral, y en algunos casos por un tumor maligno.

      De todos los factores relacionados con el desarrollo del hipertiroidismo podemos destacar la edad avanzada y gatos cuya dieta se basa en comida enlatada recubierta en plástico de fácil apertura (pop-top), lo que nos hace pensar en la relación entre el desarrollo del hipertiroidismo y las sustancias bociógenas o el contenido en yodo de la comida. Sin embrago, no se ha podido demostrar una relación causa-efecto entre estos factores y la aparición de la enfermedad.

      Esta enfermedad es típica de gatos mayores de 13 años sin una clara predisposición racial o sexual, aunque algunos estudios indican una mayor prevalencia en gatos comunes.       Los síntomas dependerán del momento en el que se diagnostique la enfermedad, pero destacamos: pérdida de peso, polifagia (comer mucho), poliuria/polidipsia (beber mucho y orinar mucho), la hiperactividad y el vómito

El desarrollo de la enfermedad clínica es progresivo, por lo que muchas veces no detectamos que algo va mal hasta que ya hay signos claros de enfermedad, y, en ocasiones, la enfermedad está muy avanzada y tenemos menos opciones de tratamiento.

Cuando la enfermedad está avanzada se puede desarrollar una cardiomiopatía hipertrófica con sus síntomas asociados.

Muchos de los gatos hipertiroideos tienen una masa palpable en el cuello, pero, que no la palpemos, no descarta la enfermedad. 

La medición de la tiroxina plasmática es crucial para el diagnóstico de esta enfermedad.

Algunos gatos con hipertiroidismo tienen hipertensión arterial sistémica (considerando hipertensión una PAS >160 con signos de retinopatías, o dos medidas de PAS >170). En muchos gatos hipertiroideos la hipertensión no es muy severa a menos que haya una insuficiencia renal concurrente. Un 20% de los gatos hipertiroideos desarrollan una hipertensión arterial tras comenzar con el tratamiento para el hipertiroidismo, por lo que debemos medir la tensión arterial en todos los pasos del proceso.

En todos los gatos afectados, es necesario hacer un control básico con hemograma, bioquimica sanguínea y urianálisis antes, y durante, el tratamiento. Los muchos de los gatos con esta afección padecen también una insuficiencia renal concurrente, que muchas veces esta oculta por el aumento de filtración renal que causa el hipertiroidismo.

En los gatos con cardiopatía asociada al hipertiroidismo es necesario llevar controles ecográficos del corazón y radiológicos del tórax, si fuera necesario.

La medición de la T4 en sangre, en un gato con signos compatibles, confirma el diagnóstico de la enfermedad. Esta prueba es suficiente en más del 90% de los casos y es muy específica (gatos normales no suelen tener valores altos de T4), sin embargo, entre el 2-10% de los gatos hipertiroideos muestran valores normales de T4, por lo que si sospechamos de la enfermedad, habrá que hacer pruebas complementarias para confirmar el diagnóstico.

El hipertiroidismo tiene tratamiento oral en casa, tanto en comprimidos como líquido. La mayoría de los efectos secundarios del tratamiento se dan en los primeros 3 meses de tratamiento, por lo que los controles durante este periodo serán esenciales.

Hipertensión arterial felina

La tensión arterial sistemica de un gato normal oscila entre 100-150mm de Hg. La hipertensión arterial se define como la elevación sostenida de la presión arterial sistólica por encima de 170-180 mm de Hg, o diastólica por encima de 120mm de Hg.

      La hipertensión en felinos es un trastorno común especialmente asociado a trastornos primarios como alteraciones cardiacas, hormonales o renales entre otras.

      La edad media de los gatos afectados es de 15 años, y suelen presentar signos clínicos en función del órgano o sistema que se vea afectado, o síntomas relacionados con la enfermedad primaria que esté causando la hipertensión arterial.

  • Ojos: La hipertensión puede provocar hemorragias o inflamación en el ojo que produzca ceguera aguda, con frecuencia irrecuperable.
  • Cerebro y sistema nervioso: Cuando la hipertensión provoca una hemorragia en el sistema nervioso, se pueden ver signos neurológicos como comportamientos extraños, marcha tambaleante, etc…
  • Corazón: La hipertensión dificulta el trabajo del corazón, por lo que este compensa aumentando de tamaño, especialmente en la zona del ventrículo izquierdo. Estos cambios pueden terminar en un fallo cardiaco congestivo.
  • Riñones: Puede provocar insuficiencia renal, y si ya la hay, agrava el problema pre existente.

La presión arterial en los gatos se mide en consulta, con un manguito igual que el que usan los humanos, pero de menor tamaño. Normalmente la medimos en la cola o en una de las patas delanteras.

      Si el paciente está nervioso habrá que esperar en consulta entre 15 y 30 minutos a que se tranquilice y entonces podremos empezar a hacer mediciones. Durante este tiempo de espera y las mediciones no podremos salir de la consulta, hacer ruidos altos o comportarnos de manera nerviosa. Evitar los sonidos agudos, como los del móvil es muy importante durante este proceso.

Estas mediciones las haremos de la manera que el gato se encuentre más cómodo y tranquilo, ya que así obtendremos medidas más fiables.       Haremos 6 medidas en total, y eliminaremos la primera en todos los casos.